...
 
...

Enojo


Enojarce es normal, todos lo hacemos en algún momento, sin embargo, cuando esta emoción comienza a dominar la vida de las personas hay que prestar atención a las señales ¿qué tan perjudicial es enojarce todo el tiempo?
La ira es una emoción y, como tal, tiene un significado y una función: es una reacción fisiológica y psicológica al dolor, sufrimiento, amenaza o peligro. Ocurre cuando algo no satisface nuestras necesidades, creencias o deseos, o cuando vemos nuestro objetivo frustrado y la ira nos da la fuerza para luchar por el objetivo. Y esta fuerza es emocional, pero también física. Cuando nos enojamos, el cuerpo se prepara para un cambio: la presión sanguínea aumenta, los latidos del corazón se aceleran, se produce mucha adrenalina, las pupilas se dilatan y se movilizan otras funciones corporales.

Dirigir bien la ira
Es importante saber controlar las emociones. Deshacerse de ellas sin más no es sencillo, es importante saber canalizar estos sentimientos si es necesario de manera física, en forma de ejercicio o cualquier actividad que permita abrir un canal de relajación para la persona afectada, de esta manera, las emociones se irán apaciguando sin necesidad de "contenerlas" sino que, por el contrario, se transforman.



¿Por qué el enojo?
Para poder descubrir las causas hace bien preguntarse cada tanto qué cosas lo enojan y hacer una lista para ordenar el pensamiento. Es probable que uno encuentre respuestas que lo sorprenden. Este es un ejercicio útil para conocerse y quizás comenzar a utilizar la bronca en nuestro beneficio.
Si ella es una alarma que nos avisa cuando algo nos frustra, o cuando no obtenemos el resultado esperado, podremos reflexionar sobre nuestras posibilidades de corregir los resultados, o quizás resignarnos a ellos.

La reacciones
Todos expresan su enojo como pueden. Hay personas que están enojadas y huyen por miedo o falta de recursos. Hay quienes permanecen en silencio, gritan, golpean, se esconden detrás de la excusa de un cambio hormonal, y se calman respirando un poco o haciendo ejercicio. El problema es reconocer la causa y enfrentarla. La ira que no se detiene a tiempo puede convertirse en ira crónica o intensa. La ira crónica se ha relacionado con enfermedades cardíacas, cáncer, derrames cerebrales y depresión.

¿Se puede tratar?
Los expertos afirman que si reconocemos que el enojo está dañando nuestra vida, buscar ayudar y poder recibirla.
La Fundación de Salud Mental afirma que el enojo sólo se trata con especialistas cuando la persona ha cometido un delito agresivo. Según la organización es necesario llevar a cabo más investigación sobre las causas del enojo y mejores tratamientos de intervención temprana en casos problemáticos. No hay, al menos por el momento, “clínicas para el enojo”. Existen sí métodos utilizados en los servicios de salud mental, como las terapias “habladas”, que también pueden ayudar a la gente a manejar su malhumor. Sin embargo, expertos de la salud afirman que rara vez se ofrece ayuda a la gente cuando sólo sufre enojo, ya que éste no es un trastorno mental.
Pero el enojo también podría ser un síntoma de depresión o ansiedad y éstos sí son trastornos que pueden ser tratados con especialistas.
Algunos consejos para evitar y/o controlar el enojo pueden ser:

-Aceptar que hay cosas que nos enojan.
-Identificar y aceptar eso que nos enoja.
-Atreverse a “decir” que estamos enojados.
-Resolver lo que nos enoja cuando estemos menos enojados.
-No convertir el enojo en violencia.
-Aprender a pedir perdón y a perdonar cuando el enojo fue exagerado o sin sentido.
-No sentir culpa por el derecho que tenemos a estar enojados.


Las marcas Beybies, Pura+ y NrgyBlast pertenecen a Avimex de Colombia SAS. Todos los productos tienen certificaciones de calidad y registros sanitarios vigentes y están manufacturados bajo los más estrictos estándares internacionales. Para poder adquirir nuestros productos puedes acceder a nuestro Shop-On Line. Todas las compras están respaldadas por garantía satisfecho o rembolsado 100%.


Miami ● New York ● Sydney ● Tel Aviv ● Paris ● Madrid ● Milan ● Firenze ● Roma ● Medellin ● Cartagena ● Bogota ● Barranquilla ● Quito ● Guayaquil ● Lima