...
 
...

Dolor Premenstrual

El Síndrome Premenstrual puede llegar a afectar de manera severa la vida de la mujer. Algunos de sus síntomas son: molestias físicas como la sensibilidad mamaria, los dolores de cabeza, musculares y apetito excesivo, unidos a síntomas más emocionales como irritabilidad, ganas de llorar o falta de energía.
El Síndrome Premenstrual (SPM) es una afección de la que existen referencias desde hace más de 2.500 años. A pesar de considerarse algo común y conocido a nivel social, la propia mujer lo ha estado asumiendo como normal, y hasta hace relativamente poco tampoco la comunidad científica le ha dado su lugar.

Definición

El SPM es un trastorno recurrente del ciclo menstrual de la mujer constituido por una serie de síntomas físicos, psicológicos y de conducta con suficiente intensidad como para alterar en mayor o menor medida la vida de quienes lo padecen.
De forma más simple, las mujeres lo definen como “una situación de vulnerabilidad emocional en la que quisieras desparecer de en medio, por irritación o tristeza, y que nadie entiende. Como una minusvalía molesta que te hace sufrir”; constituye un problema que hace padecer a las mujeres y que es muy difícil de incardinar en la dinámica de su vida.
Sus síntomas aparecen en la segunda fase del ciclo (fase lútea) y se alivia significativamente al aparecer la menstruación. Son muchas las mujeres que lo sufren, en diferentes grados de intensidad. Según esto y el nivel de interferencia con el día a día se habla de diferentes grados.
La forma más leve se da cuando las mujeres tan solo experimentan algunos de los síntomas y de forma no excesivamente acusada, lo que ocurre al 80%; en las formas moderadas a severas, que afecta a entre un 8 y un 32% de éstas, la sintomatología incapacita a la mujer para una actividad física, laboral, familiar, profesional o social normales; y la forma más grave, el denominado Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM), la sufriría entre un 3 y un 8% de las féminas. Esta forma grave se caracteriza por un predominio de síntomas psicológicos y de la conducta y se encuentra incluido en la clasificación internacional de las enfermedades mentales. De hecho, tal y como destaca el doctor Campos, este cuadro ha sido muchas veces más conocido por los psiquiatras que por los ginecólogos, a pesar de su clara vinculación con las hormonas del ciclo menstrual.



Síntomas frecuentes
La causa del síndrome premenstrual no está del todo clara, aunque tiene que ver con las hormonas femeninas (los estrógenos y la progesterona), en interacción con procesos neurológicos mediados por neurotransmisores. También se ha relacionado con una mayor retención de agua e iones y con factores emocionales, psicoafectivos o psicológicos. Posiblemente también influyen factores genéticos y hereditarios. Respecto a la clínica, este trastorno presenta, como hemos dicho, una serie de síntomas físicos y otros psíquicos y conductuales, lo que lo convierte en un cuadro sumamente complejo y variado.

No acuden al médico

Sin embargo, a pesar de este impacto en la vida social y personal de la mujer, por lo general esta sintomatología se asume como normal y la mujer no acude al médico. En concreto, según la encuesta realizada en nuestro país, el 80% de las mujeres con síntomas premenstruales afirma no haber consultado nunca al médico en relación con la presencia de los síntomas que padece.
Respecto al diagnóstico, algunos expertos señalan que éste se basa en el relato de la mujer y en la recogida de sus síntomas, al menos en dos ciclos diferentes. Así, destacan que “es característico que estos síntomas aparezcan en la segunda fase del ciclo (fase lútea) y desaparezcan en la primera fase (fase folicular)”.
Para medir la evolución del síndrome premenstrual con los distintos tratamientos, los expertos cuentan con otros instrumentos de medida, como el denominado “recogida diaria de la severidad de los problemas” o DRSP, según sus siglas en inglés, que recoge la evolución de once síntomas y tres repercusiones en la vida de la mujer y permite al médico averiguar si el síndrome mejora, empeora o se mantiene.

Tratarlo
Respecto al tratamiento, la encuesta revela que los fármacos más utilizados por las mujeres que acuden al médico para aliviar esta sintomatología son los anticonceptivos hormonales en el 57% de los casos, seguidos de analgésicos en un 53,3% y remedios caseros o naturales, en un 4,1%.
En concreto, los fármacos más utilizados son los agentes psicotrópicos y los compuestos hormonales. Entre los primeros, los únicos que tienen indicación para el tratamiento de este síndrome son los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), fármacos que son utilizados habitualmente en el tratamiento de la depresión: fluoxetina, paroxetina o sertralina. Este tipo de fármacos están indicados en mujeres con síndrome premenstrual severo y que no necesitan anticoncepción.


Las marcas Beybies, Pura+ y NrgyBlast pertenecen a Avimex de Colombia SAS. Todos los productos tienen certificaciones de calidad y registros sanitarios vigentes y están manufacturados bajo los más estrictos estándares internacionales. Para poder adquirir nuestros productos puedes acceder a nuestro Shop-On Line. Todas las compras están respaldadas por garantía satisfecho o rembolsado 100%.


Miami ● New York ● Sydney ● Tel Aviv ● Paris ● Madrid ● Milan ● Firenze ● Roma ● Medellin ● Cartagena ● Bogota ● Barranquilla ● Quito ● Guayaquil ● Lima