...
 
...

Pescado y riesgos


El pescado, los moluscos y los crustáceos son uno de los alimentos característicos de la dieta tradicional mediterránea y atlántica, que es de gran importancia como contribución de proteínas nutricionales de alta calidad, vitaminas (especialmente vitamina D) y minerales.
A esto se agrega la contribución de los ácidos grasos omega-3, un tipo de grasa con un efecto protector comprobado contra los riesgos cardiovasculares. Una dieta saludable es una dieta equilibrada que proporciona la cantidad correcta de calorías para el consumo de energía de la persona, dependiendo de su edad, actividad física y estado de salud, y según la variedad de alimentos. El pescado es uno de los componentes que deben incluirse en forma de varias porciones a la semana.

Beneficios del pescado
El pescado, especialmente el pescado azul como las sardinas, la caballa, el salmón o el atún, es una fuente muy importante de ácidos grasos omega-3. Los ácidos grasos Omega-3 ayudan a controlar la presión arterial, mejorar la función cardíaca y reducir los efectos de otros factores de riesgo cardiovascular. El consumo regular de pescado se ha asociado con un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, reduciendo el riesgo de ataque cardíaco, depresión y demencia senil. El consumo de pescado en mujeres durante el embarazo o la lactancia y en niños en los primeros años de desarrollo es una fuente importante de ácidos grasos y yodo, que son necesarios para el desarrollo del sistema nervioso central. El pescado es un alimento fácilmente digerible y permite varias preparaciones de sabor personal que proporcionan vitaminas que son tan importantes como las vitaminas A y D y tienen un equilibrio apropiado de diferentes nutrientes.

Algunos riesgos 
El pescado, los moluscos y crustáceos en el medio acuático en el que se desarrollan pueden acumular elementos minerales o contaminantes, de origen natural o artificial, así como padecer parasitosis que pueden ser un riesgo para los consumidores de los mismos:

-Biotoxinas, acumuladas especialmente por los moluscos bivalvos (mejillones, vieiras, almejas, navajas entre otros) que se alimentan del placton marino donde están presentes estas toxinas, el fitoplacton que da lugar a las llamadas “mareas rojas”. Para evitar que lleguen al consumidor moluscos con biotoxinas, en la Unión Europea, es obligatorio que las zonas de producción de estos moluscos tengan programas de vigilancia y control analítico.
-La UNICA garantía es la compra de moluscos con etiqueta identificativa de su origen y de la depuradora donde han sido procesados. NUNCA deben de consumirse mejillones de roca o moluscos extraídos para consumo particular, salvo que se trate de zonas explícitamente autorizadas por los servicios de control sanitario.

-Presencia de anisakis, parásito de pescados y crustáceos de aguas marinas. Sólo suponen un potencial riesgo en caso de consumir pescado parasitado crudo o casi crudo, y por ello, el pescado o los crustáceos deben ser sometidos a proceso de tratamiento por calor (cocción, fritura, asado, etc.), o en caso de que vaya a ser consumido en preparación en crudo (en vinagre, ahumado en frío, marinado, sushi, etc.) congelarlo previamente durante por lo menos 24 horas y a temperatura inferior -20 ºC.

-Presencia de metales pesados (mercurio, cadmio, plomo entre otros). Proceden de los vertidos naturales o por contaminación medioambiental e industrial a los mares a través de la lluvia, rías, o vertidos directos. Se trata de substancias que tienen regulados los niveles máximos tolerables en capturas destinadas a consumo humano, y sujetos por tanto a programas de control analítico por los servicios sanitarios. En general, la cantidad de estos metales pesados que se aportan en una dieta normal a través de los pescados no suponen riesgo alguno para la salud y, en cualquier caso, es mayor el beneficio que aportan los ácidos grasos omega-3 presentes en las grasas del pesado.

-El exceso de ingesta de mercurio puede afectar al desarrollo del sistema nervioso en los primeros años de vida, y por ello se recomienda que en este periodo de edad, se sustituyan en la dieta habitual el pescado de tiburón, emperador o caballa (pescados de gran tamaño en los que pueden alcanzarse mayores concentraciones de mercurio) por otro tipo de pescado, INSISTIENDO en que es fundamental mantener el pescado en la dieta infantil, dados los beneficios que en el desarrollo cerebral tienen los ácidos grasos omega-3.

-Las dioxinas y los llamados PCBs (policlorados bifenilos) son contaminantes producidos por los procesos de combustión y que pueden estar presentes en todos los alimentos, y por tanto también en el pescado. Pueden tener un origen natural o industrial, y han dado lugar a varias alertas alimentarias en la última década por incorporación accidental o fraudulenta en la cadena alimentaria.

-La normativa europea tiene establecidos niveles máximos en los alimentos, existiendo programas de control. Las concentraciones presentes en los pescados son muy bajas y no suponen un riesgo, salvo en situaciones de contaminación accidental o industrial muy concretas en la que puede ser necesario limitar la pesca o cultivo marino.

Por último
El pescado, especialmente el pescado azul, es una fuente muy importante de ácidos grasos omega-3 que ha demostrado tener efectos positivos sobre la salud cardiovascular y el desarrollo del cerebro. El pescado es uno de los alimentos que debe estar presente en una dieta equilibrada. Los riesgos potenciales de consumir moluscos y crustáceos pesados ​​se evitan asegurando la compra de productos debidamente etiquetados en centros aprobados, mediante la preparación adecuada y variando el tipo de pescado o moluscos consumidos.


Las marcas Beybies, Pura+ y NrgyBlast pertenecen a Avimex de Colombia SAS. Todos los productos tienen certificaciones de calidad y registros sanitarios vigentes y están manufacturados bajo los más estrictos estándares internacionales. Para poder adquirir nuestros productos puedes acceder a nuestro Shop-On Line. Todas las compras están respaldadas por garantía satisfecho o rembolsado 100%.


Miami ● New York ● Sydney ● Tel Aviv ● Paris ● Madrid ● Milan ● Firenze ● Roma ● Medellin ● Cartagena ● Bogota ● Barranquilla ● Quito ● Guayaquil ● Lima