...
 
...

Pie cavo y plano

Pie cavo y plano

Problemas comunes del pie: Pie cavo y Pie plano. Los pies son una parte fundamental para nosotros, ofrecen el equilibrio que necesitamos para permanecer erguidos, poder caminar y todas esas actividades y ejercicios que nos gustan, pero en ocasiones, los defectos anatómicos del pie pueden convertir el solo hecho de estar parados en una tortura o hacer que caminar deje de ser un privilegio regalado por ellos y se convierta en todo un calvario.

A continuación, dos de las patologías más frecuentes que sufren los pies:

Pie cavo

La deformidad en cavo del pie consiste en una elevación anómala de la bóveda de la planta. “El pie cavo es una alteración estructural que produce un arco plantar más elevado de lo normal”, apunta Javier Torralba Estellés, presidente de la Asociación Española de Cirugía Podológica. Los dedos pueden quedarse agarrotados o flexionados hacia dentro, lo que disminuye el tamaño del pie.

Esta patología puede comenzar a darse a una edad temprana y con intensidades diferentes, al punto de llegar a ser muy dolorosa. Esta enfermedad se caracteriza por la poca flexibilidad de las articulaciones del pie, así como por la inestabilidad debido a la falta de apoyos. Esto puede desembocar en otro tipo de lesiones como la fascitis plantar, esguinces o tendinitis.

Causas

En el 80 por ciento de los casos, el origen del pie cavo está relacionado con una enfermedad neurológica. Según Torralba existe una alta posibilidad de que esta alteración se produzca por una afectación neuromuscular razón, por lo cual es de gran importancia que el paciente con pies cavos acuda a un especialista para que este determine el origen exacto de su problema. También hay ocasiones en las que la causa es idiopática, pues el aumento de la bóveda plantar se presenta sin una causa que lo justifique. Por otro lado, los especialistas afirman que esta afección tiene una alta frecuencia familiar, aunque no se ha podido identificar una transmisión hereditaria real.

Este trastorno se empieza a manifestar en forma de dolor en la zona del arco y el talón, así como en la zona del antepié y por debajo de los dedos. “Se asocia a una tensión y acortamiento de la musculatura plantar del pie y posterior de la pierna”, puntualiza el experto.

Los pies muy arqueados tienden a presentar el dolor, debido a que se ejerce más tensión sobre la sección del pie que queda entre el tobillo y los dedos de los pies. Esto se traduce en el acortamiento de la longitud del pie, la dificultad para calzar zapatos adecuados y la sensación de dolor al caminar, permanecer de pie y correr.

El pie cavo provoca tensión muscular excesiva y rigidez de las articulaciones del pie. Cuando se producen a edades tempranas, presenta muy pocas molestias y no suele alterar la marcha de forma significativa salvo los que tienen una causa neurológica.

Existen dos tipos de pies cavos:

- Pie cavo posterior o calcáneo-varo: Tipo de pies cavos en los que predomina la caída del talón.

- Pie cavo anterior: Caso más frecuentes en el que destaca la verticalización o caída los metatarsianos y que suele asociarse a los dedos en garra.

Tratamientos al pie cavo

El tratamiento del pie cavo va a depender como es lógico de la edad de la persona que lo padezca, de la causa que lo produce y de la gravedad de la deformidad. Así, por ejemplo, en un niño recién nacido con un pie cavo estructurado, producido por una alteración en la posición de los huesos, seguramente será necesario realizar un tratamiento mediante cirugía y con la implantación de una férula que corrija la posición anómala de los huesos.

Los pies cavos producidos por problemas neurológicos necesitan un tratamiento precoz. Cuanto antes se comience a tratar la deformidad de los pies antes lograremos frenar la deformidad y corregirla siempre que podamos.

Además, es necesario que la enfermedad neurológica esté controlada por el especialista médico.

Intervención quirúrgica: La operación de los pies cavos severos precisa un abordaje quirúrgico completo que corrija todas y cada una de las causas de la deformidad, según David López Capapé, especialista en traumatología y cirugía ortopédica.

Pie plano

Este es el resultado del colapso del arco del pie, lo que ocasiona que toda o casi toda la planta del pie toque el suelo. Esto suele ser muy común en niños, quienes de hecho nacen con el pie plano y permanece así hasta los tres o cuatro años de edad, cuando los tendones y músculos que forman en arco del pie comienzan a fortalecerse. En ocasiones esto puede tardar incluso hasta la adolescencia antes de corregirse.

Sin embargo, pueden darse casos de adultos que nunca desarrollan el arco del pie, o por el contrario puede ocurrir que un adulto con un pie normal desarrolle el pie plano por el mal funcionamiento de las partes que forman el arco, es decir, se pierde la tensión.

En personas con pies planos, el empeine del pie hace contacto con el suelo al pararse. Para diagnosticar el problema, el proveedor de atención médica le pedirá que se pare en los dedos de los pies. Si se forma un arco, el pie plano se llama flexible.

No se necesitan más exámenes ni tratamiento. Si no se forma el arco mientras está parado en los dedos del pie (llamado pie plano rígido) o si hay dolor, se pueden necesitar otros exámenes, incluso:

- Tomografía computarizada (TC) para examinar los huesos en el pie.

- Resonancia magnética para examinar los tendones en el pie.

- Radiografía del pie.

Consecuencias

Aunque en principio puede parecer una nimiedad, el pie plano puede traer serios problemas en la estructura anatómica del adulto. Sin el arco, el pie comienza a apoyarse hacia dentro, hacia el “dedo gordo”, esta inclinación afecta todas las articulaciones que nos mantienen en pie. Y si las bases de un edificio no son sólidas toda la estructura cae. El peso sobre los tobillos, que son la primera articulación afectada los empuja de forma anómala hacia adentro e inmediatamente cambia la postura. Como consecuencia de esto las rodillas se ven claramente afectadas porque salen de su eje de trabajo, hay que recordar que las rodillas son una articulación con función de bisagra y al salir de su posición comenzarán a rozar lo que produce desgaste en la articulación que puede convertirse en una lesión con el tiempo. En la espalda también se observan problemas notándose más cifótica debido a que se tiende a caminar más inclinado hacia adelante.

Con el pie plano también se presenta un cansancio atípico ya que se tiene la sensación de que al caminar se arrastra el pie. Y lo cierto es que esta forma del pie conlleva a un desgaste energético mayor que el de un pie normal.

Tratamiento

Los pies planos no necesitan tratamiento si no están causando dolor o problemas para caminar.

Los pies de su hijo crecerán y se desarrollarán lo mismo, ya sea que se usen zapatos especiales, plantillas para zapato, taloneras ortopédicas o cuñas. Su hijo puede caminar descalzo, correr o saltar o hacer alguna otra actividad sin empeorar los pies planos. En niños mayores y adultos, los pies planos flexibles que son indoloros y no causan problemas para caminar no necesitan tratamiento posterior.

Las marcas Beybies, Pura+ y NrgyBlast pertenecen a Avimex de Colombia SAS. Todos los productos tienen certificaciones de calidad y registros sanitarios vigentes y están manufacturados bajo los más estrictos estándares internacionales. Para poder adquirir nuestros productos puedes acceder a nuestro Shop-On Line. Todas las compras están respaldadas por garantía satisfecho o rembolsado 100%.


Miami ● New York ● Sydney ● Tel Aviv ● Paris ● Madrid ● Milan ● Firenze ● Roma ● Medellin ● Cartagena ● Bogota ● Barranquilla ● Quito ● Guayaquil ● Lima