...
 
...

¿Complejo de estatura?

¿Complejo de estatura?

¿Complejo napoleónico? Ya no más

La estatura es algo que atormenta a muchos en secreto, es una especie de “pequeño mal” que en ocasiones se apodera de las personas y les hace sentir la ausencia de algunos centímetros que no les caerían mal. Pero crecer no es tan fácil porque no depende de nosotros, sino que es una cuestión que viene programada en nuestros genes y contra ellos no hay discusión.

La estatura o talla es la considerada “altura humana” medida en general desde los pies a la cabeza en centímetros, pies o pulgadas dependiendo del país. Para esto la persona debe estar erguida y descalza. Además de la genética, otras variables que actúan en el crecimiento son la nutrición, factores medioambientales e incluso el estado anímico. Los países desarrollados son lo que tienen la estatura promedio más alta, siendo Holanda la nación con los hombres más altos (182,5 cm) y Letonia el país con las mujeres más altas en promedio (169,8 cm).

Tener una estatura por debajo de la media no es malo en ningún sentido ni representa una desventaja en el mundo real a excepción del modelaje debido a estándares muy propios y a la vez, poco realistas de esta industria. Pero en general este tema de la altura llega a las personas con más poder del que se cree e influye más de lo necesario.

Napoleón y un mito coloquial

El complejo napoleónico se refiere a un complejo de inferioridad (no aparece en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM) de ciertas personas que presentan baja estatura. Describe a personas que actúan a raíz de una desventaja percibida para sobre compensar otros aspectos de su vida. El nombre es tomado de Napoleón Bonaparte que, según la leyenda su baja estatura fue un factor para dar pie a las guerras y conquistas que lideró si bien hoy se sabe que sus casi 169 cm (168,5) era en la Francia de antaño la estatura promedio de los hombres, por lo que esta teoría es apenas un mito que la cultura popular rescató y aún conserva.

No obstante, hay personas que sufren por la limitada estatura que poseen, en ocasiones incluso este “complejo de inferioridad” es capaz de tocar la autoestima de las personas. Especialmente se ven afectados los hombres por la falta de estatura ya que, desde un punto de vista sociocultural, la baja estatura puede ser un problema independientemente de la causa, ya que, en muchas sociedades hay ventajas asociadas a la estatura alta y desventajas asociadas a la estatura baja.

El problema es el pasado

El británico Lance Workman, profesor de psicología en la Universidad del Sur de Gales considera que los hombres de baja estatura se pueden sentir discriminados por la llamada “selección sexual”.

"En tiempos ancestrales, las mujeres preferían a hombres más altos. Quizás porque eran mejores proveedores o cazadores". Esa percepción, aseguró el profesor, es muy difícil de cambiar incluso aunque no necesitemos que nadie salga a cazar para traer comida a casa. "La estatura se asocia con un alto estatus y eso va en prejuicio de los bajos".

Hombres, altura y dinero

Tim Frayling, profesor de Genética Humana de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, llevó a cabo una investigación para saber por qué la estatura ha estado tradicionalmente ligada a la pobreza.

Frayling y su equipo realizaron el mayor estudio que existe hasta la fecha de la relación entre genética y altura. El resultado fue que, a lo largo de su vida, los hombres altos ganan mucho más que los bajos de la misma profesión , independientemente de la educación o las “habilidades".

"Nuestros datos muestran que a lo largo de su vida un hombre de, por ejemplo 170 cm, va a ganar al año US$655 menos que uno de 177 cm", aseguró.

Las mujeres también ven el problema

La selección sexual mencionada anteriormente no se aplica a las mujeres, pero la baja estatura sí puede influir en los trabajos, como se mencionó antes, por ejemplo, el modelaje da fe de esto pues las mujeres, sin importar su belleza en general se les exige una altura mínima para poder incursionar en la industria sobreponiendo la estatura por sobre el resto de la imagen.

Plantillas taloneras y aumento de estatura

Ya no es un secreto, hoy en día hay métodos para aumentar algunos centímetros más sin tener que recurrir a tratamientos hormonales, por supuesto, se habla de una altura “superficial” pero en general, los complejos de estatura o “ansias de altura” son más una cuestión social que personal, por lo que nosotros, en nuestra intimidad, podemos convivir con la altura que tenemos y el problema más bien está en la altura que “presentamos” ante la sociedad. Para esto podemos recurrir a las plantillas taloneras y subir algunos centímetros.


Las marcas Beybies, Pura+ y NrgyBlast pertenecen a Avimex de Colombia SAS. Todos los productos tienen certificaciones de calidad y registros sanitarios vigentes y están manufacturados bajo los más estrictos estándares internacionales. Para poder adquirir nuestros productos puedes acceder a nuestro Shop-On Line. Todas las compras están respaldadas por garantía satisfecho o rembolsado 100%.


Miami ● New York ● Sydney ● Tel Aviv ● Paris ● Madrid ● Milan ● Firenze ● Roma ● Medellin ● Cartagena ● Bogota ● Barranquilla ● Quito ● Guayaquil ● Lima