...
 
...

Quistes en senos

Quistes en senos

Uno de los mayores temores de las mujeres hoy en día es el desarrollo del cáncer de seno. Pero los quistes de seno y el cáncer de seno no tienen que ser iguales. Sabremos qué tipos de quistes existen y qué medidas debemos tomar si encontramos algunos de estos bultos o quistes durante un autoexamen o examen ginecológico con nuestro médico.

Hay muchas leyendas urbanas que se propagan en Internet y en otros lugares que mencionan un vínculo directo entre la existencia de quistes de seno y el desarrollo de cáncer de seno. No es así. Sin embargo, es cierto que el desarrollo de quistes mamarios debería idealmente controlarse, minimizarse o suprimirse, para lo cual hay una serie de reglas y comportamientos que debemos practicar de la manera más estricta posible. Esto se debe a que, aunque no existe una relación directa común entre los quistes de seno y el cáncer de seno, algunos estudios muestran que los quistes tienen más probabilidades de desarrollarse en mujeres que nunca han tenido hijos, en mujeres con ciclos menstruales irregulares o en pacientes que pueden presentar una historia de cáncer de seno en su familia. 

¿Qué es un quiste mamario?

Un quiste mamario es una acumulación de líquido en el seno. Es decir, como una bolsa bien definida, generalmente de tamaño pequeño, como un garbanzo o quizás más pequeña, y que lo que contiene es generalmente líquido. No hay un momento específico para cuándo ocurre. Incluso pueden ocurrir en mujeres muy jóvenes, incluidas niñas, principalmente de la fase de desarrollo, en promedio entre 10 y 12 años. Por lo general, son el tipo de quiste más común, aunque hay quistes que tienen un contenido fijo.

Existen otros tipos de quistes mamarios llamado: fibroadenomas. Por lo general, no presentan síntomas, son indoloros y se descubren cuando se palpan como un bulto duro, ágil y táctil. Se nos pueden mostrar como suaves o con cierta aspereza, lo que sucede cuando se mueven libremente entre los dedos (como un garbanzo que se mueve). Son igualmente benignos. Se deben a la proliferación excesiva de tejido mamario, y aunque pueden confundirse con lo anterior, son diferentes. Los fibroadenomas son más comunes antes de la menopausia, y aunque pueden ocurrir a cualquier edad, generalmente ocurren durante la pubertad y en mujeres adultas jóvenes, por lo que su aparición está relacionada con los cambios hormonales existentes a esa edad.

El tratamiento de los quistes implica, en principio, la vigilancia por parte de la paciente de sus senos. No suele ser necesaria la cirugía, pero en caso de querer erradicarlos, los simples se eliminan con una simple punción para aspirar el contenido, y los complejos, con biopsia y cirugía para retirarlos.
Quiste mamario: Causas

Los quistes mamarios pueden tener causas muy diversas

Teniendo en cuenta la estructura anatómica del seno, las valvas generalmente están bloqueadas, estas acumulan líquido dentro de ellas, haciendo que aparezcan estos quistes mamarios. Si están solos, pueden tener un origen genético, pero esto no es común. En cualquier caso, el más común es un cambio benigno en el tejido mamario (mastopatías), que generalmente se originan primero en la menopausia. Esto puede deberse a desequilibrios hormonales que ocurren en esta etapa del ciclo y también a cambios quísticos fibrosos (cambios espontáneos comunes y benignos en el tejido mamario). Es muy común en los senos sanos y se considera una mutación normal.

Es necesario comprender que generalmente los senos se ven afectados por los cambios hormonales de las mujeres. Por lo tanto, los autoexámenes deben realizarse antes o después del período, ya que su tamaño a menudo cambia según el momento hormonal en el que se encontren. Siempre es bueno revisar al mismo tiempo del "mes". Si la dieta contiene altas concentraciones de xantinas (café, té, chocolate, mariscos o bebidas de cola y similares), puede predisponer al cuerpo a su aparición. Un factor de riesgo que aumenta la incidencia de quistes no sólo benignos sino también malignos es la obesidad. La falta de lactancia materna en las mujeres generalmente también predispone a su aparición: las que no tuvieron hijos tienden a sufrir más que las que sí. Otro factor que los aumenta es generalmente el comienzo de la menopausia.

El tener una dieta pobre en frutas y verduras aumenta el riesgo de quistes

También debe tenerse en cuenta que: las drogas, el alcohol y el tabaco son factores de riesgo para el cáncer de mama y no para la formación de quistes. Hay una serie de "medidas" que se comentan popularmente para explicar por qué ocurren los quistes y cómo evitarlos que no son ciertos. Por ejemplo, que las mamografías no se realizan porque dañan los senos, que los golpes accidentales o con cierta frecuencia causan cáncer, que la punción (inyección de una aguja de aspiración para analizar el contenido) provoca la propagación del quiste o el muestreo (biopsia)) hace lo mismo con el cáncer. También se dice que el uso de anticonceptivos o implantes puede promover su formación. No se debe prestar mucha atención a tales rumores, son simples mitos, y se sabe que las causas reales de su origen son muy diferentes.

Hábitos y remedios naturales para prevenir la aparición o aumento de quistes 
Se puede hacer mucho para evitar y prevenir la aparición de quistes, dolor de mamas e incluso el cáncer de mama. Un diagnostico precoz, una dieta sana y conocercea a sí mismas puede ayudar muchísimo a la salud.
Si se encuentra un tipo de quiste durante los exámenes de rutina de los senos, es aconsejable ir al médico. Si es líquido o semisólido y ninguna otra señal indica una característica negativa como la sangre, es un quiste simple en el 98% de los casos. Estos no se convierten en cáncer maligno, ni son peligrosos. En este caso, puede buscar su contenido y, a partir de ahí, tratar de evitar los factores que podrían agravarlo o desencadenarlo, como veremos a continuación.
Reduce el consumo de grasas refinadas y carbohidratos. Los tejidos mamarios son muy sensibles a las dietas altas en grasas (especialmente saturadas y trans) e hidratos de carbono que aumentan los niveles de estrógenos. La producción excesiva de estrógenos estimula el tejido mamario y causa dolor, formación de quistes y un mayor riesgo de cáncer de mama y otros tipos de cáncer ginecológico en muchas mujeres.
Por este mismo motivo, se debe reducir nuestro índice de grasa corporal si padecemos de sobrepeso.

Alimentos que nos podrán ayudar


- El consumo de fibra de origen vegetal (sobre todo cereales integrales y frutas) es importante para eliminar el exceso de estrógeno. Las verduras crucíferas como el brécol, col, coles de bruselas y los nabos, contienen indol-3-carbinol. Este compuesto reduce la capacidad del estrógeno para adherirse al tejido mamario. Se recomienda tomar 2 raciones de este tipo de verdura a la semana, mínimo, y si es posible a diario. También se puede tomar extracto de germinados de brécol ó de crucíferas.

- Los derivados de la soja como el tofu, el miso y el tempe, son muy defendidos y recomendados por sus fitoestrógenos vegetales perohay estudios a favor y en contra, por ello solo los citamos y os dejamos que investiguéis por vuestra cuenta. Eso si, rechazad la soja transgénica, mirad bien las etiquetas.

- Un dieta rica en alimentos integrales y pobre en grasas animales, será el mejor aliado.

- Eliminar los productos lácteos; Se recomienda eliminar de la dieta diaria los lácteos, en especial la leche. Se que en nuestra gastronomía los lácteos son un verdadero manjar, pero debemos intentar dejarlos o al menos disminuirlos y que sean ecológicos para que las vacas no estén hormonadas ni medicadas. Haced la prueba un mes y observad vuestro cuerpo, seguro que notáis beneficios.

- Eliminar la cafeína y el chocolate; Se debe dejar de tomar productos con cafeína como el café, té, bebidas de cola, el chocolate y la cerveza sin alcohol. Estas bebidas contienen metilxantinas que pueden producir una sobreestimulación del tejido mamario en algunas mujeres. Se que para muchos dejar el chocolate puede ser una acción suicida, pero si tenéis dolores mamarios, quistes, etc. intentad dejarlo al menos un ciclo menstrual entero y ved que pasa.

Suplementos alimenticios

- El aceite de onagra o prímula y aceite de borraja, ricas en ácido omega 6 (gammalinolénico GLA,), en muchas mujeres alivia la sensibilidad de las mamas al disminuir la inflamación de las mismas al igual que el ácido omega 3. Este lo podemos encontrar en el aceite de pescado azul (ojo con los metales pesados), aceite de lino, aceite de sésamo y aceite de nuez. Hay estudios que defienden que la ingesta de omega 3 protege frente a padecer cáncer de mama.
- El aceite de moringa también es rico en ácidos omega 9, 6 y 3, y es una de las mayores fuentes de antioxidantes naturales.

- Tomar suplementos de vitaminas y minerales, en especial las devitamina E, vitamina A, Coenzima Q10 y selenio, estos antioxidantes son muy beneficiosos.

- El yodo disminuye la capacidad del estrógeno para adherirse a sus receptores en las mamas, esto disminuye el dolor de los pechos. La mejor manera de tomarlo es en la alimentación, algas como la alga wakame o kombu darán yodo de manera sencilla. No se aconseja un exceso de yodo a mujeres con patologías de tiroides en especial hipertiroidismo.

- El extracto de té verde (Camellia sinensis), unos 200 mg. al día. En varios estudios, se indican que el té verde colabora en la reducción de la posibilidad de tener cáncer de mama y un menor porcentaje de reaparición.

- Los salvestroles, presentes en frutas como la mandarina, la uva, arándano azul y mora. Es recomendable tomar un preparado con las concentraciones necesarias.

- El propóleo, inhibe la actividad de la enzima aromatasa, lo que es determinante para disminuir la creación excesiva de estrógeno.

Otros consejos

- Evitar los sujetadores de aros
Los sujetadores de aros pueden bloquear en cierta manera la circulación sanguínea y linfática en los pechos, pared torácica y tejidos de alrededor. Puede ser complicado sustituir estos sujetadores pero al menos se pueden usar menos horas al día.

- Aceite de ricino y arcilla
El posible usar compresas de aceite de ricino y aplicarlas en los pechos para disminuir el dolor y la inflamación. Las dejaremos una hora, 3 veces a la semana durante 2 o 3 meses. Como mantenimiento es bueno hacerlo 1 vez a la semana.


Las marcas Beybies, Pura+ y NrgyBlast pertenecen a Avimex de Colombia SAS. Todos los productos tienen certificaciones de calidad y registros sanitarios vigentes y están manufacturados bajo los más estrictos estándares internacionales. Para poder adquirir nuestros productos puedes acceder a nuestro Shop-On Line. Todas las compras están respaldadas por garantía satisfecho o rembolsado 100%.


Miami ● New York ● Sydney ● Tel Aviv ● Paris ● Madrid ● Milan ● Firenze ● Roma ● Medellin ● Cartagena ● Bogota ● Barranquilla ● Quito ● Guayaquil ● Lima